MIS 9 MESES DE EMBARAZO


MI EMBARAZO, EXPERIENCIA Y CONSEJOS PARA  FUTURAS MAMÁS Y MAMÁS.

Como no podía ser de otra manera, realizar ejercicio físico durante el embarazo tiene más beneficios que desventajas. Realizar actividad física no supondrá riesgos para el feto y ayudaran a que la futura madre mantenga un buen estado de forma y mejore aún más su salud. Entre los beneficios más destacados del ejercicio, podemos destacar los siguientes:

  • Mejor condición física cardiovascular y muscular.
  • Recuperación más rápida del parto.
  • Vuelta más rápida al peso y a los niveles de fuerza y flexibilidad previos al embarazo.
  • Menor dimensión del vientre tras el parto.
  • Más reserva de energía.
  • Menos intervenciones obstétricas.
  • Fase activa del parto más corta y con menor dolor.
  • Menor aumento de peso.
  • Mejor ánimo y autoestima.
  • Menos sentimientos de estrés, ansiedad y depresión.
  • Aumento de las posibilidades de adoptar hábitos de vida saludable permanentes.

Además, mantener una rutina de actividad física controlada, puede prevenir el riesgo de desarrollar enfermedades que se asocian con el embarazo, como la preeclampsia (hipertensión inducida por el embarazo) o la diabetes gestacional. 

El ejercicio físico regular ayuda a mejorar la secreción de insulina, la sensibilidad a la insulina y la metabolización de la glucosa, es decir, las mujeres mejoran su tolerancia a la glucosa y por eso disminuyen las posibilidades de que se desarrolle una diabetes gestacional.

Además de esto, el entrenamiento puede prevenir otras afecciones como la lumbalgia, incontinencia urinaria asociada al embarazo y otras enfermedades musculoesqueléticas crónicas. Así que siempre que no exista ningún problema de salud en una mujer embarazada, los beneficios físicos y mentales que ofrece el ejercicio durante el embarazo son múltiples.

En cuanto al estado del bebé, realizando ejercicio físico intenso está estudiado que normalmente nacen con un peso inferior, pero este peso suele ser debido a una menor grasa subcutánea, así que no supone ningún tipo de problema o al menos no se ha encontrado ninguno. Aún así, es más aconsejable que una mujer embarazada realice actividades moderadas.